Bloqueo al avión de Evo desata escándalo internacional

bandera1

Desde la Organización de Estados Americanos (OEA), pasando por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) hasta el premio Nobel de la Paz el argentino Adolfo Pérez Esquivel, entre otros Gobiernos, organizaciones y personalidades de la comunidad internacional rechazan las actitudes de Portugal, Francia, España e Italia, que ayer obligaron a un aterrizaje de emergencia al avión presidencial de Bolivia en Viena (Austria).

El Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, expresó su molestia por la negativa de los países europeos de no permitir el sobrevuelo del avión del presidente Evo Morales y exigió explicaciones a sus Gobiernos, según un comunicado oficial del ente internacional. “Nada justifica una acción de tanto irrespeto con la más alta autoridad de un país”, señala el documento.

Por su parte, la Unasur llamó a una reunión extraordinaria de emergencia para analizar la situación creada por la negación de acceso al espacio aéreo de los países involucrados. “Eso no puede dejarse correr como si fuera un hecho normal, sería una forma de aceptar el ejercicio imperial pasivamente en países que derramaron mucha sangre para lograr su independencia”, indicó Alí Rodríguez, secretario general del organismo internacional. La anunciada reunión fue a solicitud del presidente de Ecuador, Rafael Correa.

Rodríguez agregó que los hechos ponen en riesgo la celebración de las cumbres iberoamericanas, pues no tiene sentido afianzar nexos con España si impone a aeronaves bolivianas condiciones para el paso por la nación europea. “Los buques y navíos son soberanos, sobre todo si va el presidente de la República”, señaló.

El que también expresó su solidaridad en las últimas horas fue el Secretario General de la Comunidad Andina (CAN), Pablo Guzmán. Indicó que por ningún motivo los países europeos debieron revocar los permisos de aterrizaje y sobrevuelo del avión en el que se encontraba a bordo el presidente boliviano. “No hay nada que justifique una actitud de esa naturaleza”, expresó Guzmán.

Entretanto, el premio Nobel de la Paz el argentino Adolfo Pérez Esquivel pidió hoy una sanción de Naciones Unidas a los países europeos que “violaron las reglas del derecho internacional insultando” al presidente Morales, al cerrar su espacio aéreo al avión en el que viajaba el mandatario.

Pérez Esquivel mostró su “enérgico rechazo a la retención que tuvo que vivir durante 14 horas” Morales en el aeropuerto de Viena por las sospechas de que viajaba acompañado del estadounidense Edward Snowden, acusado de espionaje en Estados Unidos.

EL DEBER Digital